EL ACTO DE COLECCIONAR

Daniel Garza Usabiaga

Coleccionar/Pensar
Ediciones Acapulco, 2015

De acuerdo a un gran número de antropólogos, el impulso por coleccionar cosas es inherente al ser humano. Acumular objetos, de hecho, es un acto que se encuentra presente en otras especies. La diferencia entre ambas acciones radica en la sistematización de la colección, en el hecho de que cuenta con una racionalidad. Parte de la investigación de Marianna Dellekamp se ha centrado en la construcción de orden que puede manifestarse de múltiples maneras. Que este libro tenga como título Coleccionar/Pensar es indicativo y expone esto.

Marianna Dellekamp ha trabajado en distintos proyectos interviniendo las colecciones particulares o las bibliotecas de individuos, y ha indagado en la sistematización de objetos dentro de distintos museos. Como ejemplos de dichas investigaciones se encuentran dos proyectos: Press (2010) e Inventario visual MUCA Roma (2012). En el primero, articuló una colección de imágenes con la participación de varias personas. En el segundo, documentó y dio visibilidad a los objetos cotidianos que forman parte del inventario del museo universitario, y los presentó como una de las colecciones bajo resguardo de la institución.

Para Coleccionar/Pensar, Dellekamp invitó a ocho profesionistas cuyas actividades pudieran estar relacionadas con la medicina, con el fin de que seleccionaran una serie de objetos que son parte de la colección no catalogada del Museo de Medicina para, posteriormente, presentarlos dentro de una vitrina. Las colecciones particulares de instrumentos, frascos, aparatos y otros utensilios, así como su arreglo dentro de una vitrina, son elocuentes de cierta racionalidad propia de un antropólogo, un anticuario, un estudiante, un médico, un vendedor de insumos y un diseñador industrial, entre otros.

En las fotografías de las vitrinas, se aprecia el orden decorativo del anticuario, el rechazo de objetos no pertenecientes al ámbito de la medicina por parte del antropólogo, o el interés del médico por mostrar el funcionamiento de los instrumentos. Dellekamp realizó su propia selección de elementos, y los documentó de manera individual. En este estudio formal sobre los objetos, aparecen desde rarezas o curiosidades, hasta los aditamentos más estandarizados para la práctica médica y que forman parte de la colección no catalogada del museo. Mientras que dichos objetos esperan su correcta sistematización, para entrar o no al orden dictado desde el punto de vista de una institución, Dellekamp los ha utilizado para mostrar el carácter siempre indeterminado de los objetos, su plasticidad, y la manera en la que pueden ser apropiados y pertenecer a distintos sistemas. El proyecto también pone en evidencia el acto creativo que radica en el hecho de coleccionar, sistematizar y mostrar.